viernes, 24 de julio de 2015

Diccionario Sopena Robertson Inglés-Español / Español-Inglés de 1974

41 años esperando a que alguien abriera sus páginas

Hoy, tras un tiempo buscando, he recibo por correo un ejemplar del diccionario Sopena Robertson Inglés-Español / Español-Inglés, en una edición de 1974. Siempre me han gustado los diccionarios Sopena, pues son muy completos, suelen llegar la conjugación completa de los verbos, cuadros con datos de intereses en los dos idiomas, ilustraciones diversas, etc. En cuanto a la transcripción de la pronunciación, en lugar de usar “símbolos raros” para representar los sonidos, emplean los caracteres normales para exponer su pronunciación, lo que también está muy bien.

Vale la pena tener un Sopena

Vale la pena tener un Sopena, decía su divisa escrita en la gran “S” que en un cuatro rojo y azul va en la parte trasera de todos su sobre cubiertas, y ciertamente es una pena, ya que esta editorial, Ramón Sopena, S.A., quebró en 2004 y con ella desaparecieron una cuasi inmensidad obras únicas, sobre todos diccionarios y enciclopedias diversas, que ahora pasa quienes nos sigue gustando esta editorial hay que buscar en libraría de viejo, liquidaciones de lotes, ventas de segunda mano, y cosas así. Aunque, curiosamente, una división de la empresa no desapareció al quebrar la matriz de Barcelona, y ahroa contenía trabajando desde Caracas – Venezuela, con el nombre de Ediciones Sopena, S.A. y la divisa “Sinónimo de Diccionario”, en que ya solo se dedica ese tipo de libro, ya que no produce el resto del catálogo.

Los motivos del cierre de Editorial Ramón Sopena, S.A., obviamente, los desconozco pero es de suponer que sería un cúmulo de circunstancias, como no haberse sabido adaptar a tiempo a la era digital de la divulgación, el que sus obras solían ser en blanco y negro y en los últimos tiempos la clientela quería ilustraciones en color en todas las páginas, la presión de las editoriales nacionales y extranjeras en su mismo sector, y por supuesto la facilidad para encontrar información de la que suele contener un diccionario, que ofrece Google, Wikipedia y demás páginas web de este tipo. Aunque donde se ponga un buen libro, con una encuadernación cosida en tapa dura, con páginas llevas de grabados y tablas con datos, y saltadas por su interior algunas láminas a todo color que nada tienen que envidiar en calidad gráfica a los libros que se venden en muchos museos de alta alcurnia como merchandising cultural… poco tiene que envidiar.

Diccionario Sopena Robertson Inglés-Español / Español-Inglés

Como decía, hoy he recibo un ejemplar que encargue de este diccionario, que se encontraba en una lejana librería a casi 1.000 kilómetros de mi domicilio. Mi sorpresa ha sido mayúscula al desenvolver el paquete, y no por el año de edición precisamente, sino porque no era un libro usado. Nuevo, ¡¡¡estaba con su precinto original!!!. 41 años esperando a que alguien le quitara el plástico transparente y abriera sus páginas por primera vez. Increíble.

Por supuesto en perfecto estado, aunque como el tiempo no pasa el balde ni para quien está conservado en el interior de un plástico precintado, tiene un poquito de pátina, de lustre, en el filo interior de una de las tapas. Calidad añeja, como el buen ron.